Logo
 
Barra
Barra
 
 
Úsalos

BotónBotónBotón UNIDADES TEMÁTICAS | CUESTIONARIOS | TEXTOS | MAPAS CONCEPTUALES | GLOSARIO | EJERCICIOS | EXÁMENES

 
 
 

LAS PRINCIPALES DEMOCRACIAS

Separador

Mapas conceptuales MAPAS CONCEPTUALES

Mapa conceptual Los fascismos

Apéndice APÉNDICE

Botón Antisemitismo
Botón Las SS

Glosario GLOSARIO

Anschluss
Antisemitismo
Autarquía
Camisas negras
Campo de concentración
Canciller
Espacio vital
Estado
Fasces
Freikorps
Gestapo
Noche de los cuchillos largos
Noche de los cristales rotos
Paramilitar
Reichstag
SS
Totalitarismo
Weimar
Xenofobia

Ejercicios interactivos EJERCICIOS INTERACTIVOS

Emparejamiento 1
Emparejamiento 2
Emparejamiento 3
Emparejamiento 4

Emparejamiento 5
Crucigrama
Test 1
Test 2
Sopa de letras
Comentario de textos históricos
Comentario de texto

Enlaces ENLACES

Textos
Ir a:
Texto comentado
Ir a:
Texto comentado. Test
Ir a:
El comentario de textos. Test

Descripción del logo DESCRIPCIÓN DEL LOGO
Cuestionario CUESTIONARIO
Textos TEXTOS
Exámenes EXÁMENES
Filmografía FILMOGRAFÍA
Audiovisuales AUDIOVISUALES
El ascenso de los fascismos Bilingual SpaceBilingual space

La democracia alemana (República de Weimar)

La abdicación del Kaiser Guillermo II, el fin de la guerra y la desaparición del II Reich desembocaron en la creación de la República de Weimar (denominada así por la localidad donde se instituyó). Duraría unos 15 años que transcurrieron en su mayor parte bajo constantes tensiones económicas, sociales y políticas. Dos fueron sus presidentes: Ebert (1918-1925) e Hindenburg (1925-1934). Alemania entre 1918 y 1921. Idioma: inglés

Friedrich Ebert. Primer presidente de la República de Weimar, primero de forma provisional, luego, en 1919, elegido por la Asamblea Nacional. Dirigente obrero, pertenecía al Partido Socialista Alemán (SPD). Ampliar imagen
F. Ebert

Paul Hindenburg. Segundo presidente de la República de Weimar. Militar de prestigio, su ideología era de carácter conservador. A su muerte lo sustituyó Hitler como Jefe del Estado. Ampliar imagen
P. Hinenburg

La República se organizó sobre la base de la Constitución de 1919, proclamada en Weimar, una de las más progresistas de la época.
Teatro Nacional de Weimar, donde fue proclamada la Constitución en 1919. Ampliar imagen
Teatro Nacional de Weimar
Establecía un parlamento de dos Cámaras y un régimen federal de carácter presidencialista que otorgaba al presidente, elegido por sufragio universal, especiales poderes para gobernar mediante decretos, en casos de emergencia.
De hecho, el papel del presidente representaba una auténtica alternativa de poder respecto al parlamento. La Constitución sancionaba, por otra parte, una serie de libertades y derechos de carácter social y económico que constituyeron un claro precedente al llamado “Estado de bienestar”.

La República de Weimar se enfrentó a serias dificultades que finalmente precipitaron su desaparición en 1933.

La primera de ellas fue la frágil base política sobre la que se fundó. Fueron los socialdemócratas, apoyados por los liberales y el centro católico, los que sacaron adelante la Constitución, en tanto que la izquierda (comunistas y otros grupos), así como la extrema derecha (nazis) la atacaron desde posturas contrapuestas.
Apertura de la Asamblea Nacional de la República de Weimar. 1919. Ampliar imagen
Apertura de la Asamblea Nacional
A medida que la situación económica y social se fue deteriorando, liberales y católicos fueron retirando su apoyo a las instituciones republicanas, en tanto los nazis incrementaban su fuerza.
La segunda dificultad que hubieron de encarar los gobiernos republicanos, especialmente bajo el mandato del presidente Ebert, fue la cuestión de las indemnizaciones que Alemania estaba obligada a pagar a los vencedores de la Gran Guerra (unos 132.000 millones de marcos-oro a pagar en 30 años).
Niños amontonando billetes de marco sin apenas valor durante la hiperinflación de 1923. Ampliar imagen
Hiperinflación
La economía alemana durante la repúblia de Weimar. Escenas de Berlín en 1927
La interrupción del pago de esas cantidades dio lugar a la invasión de la cuenca del Ruhr por un ejército franco-belga. La resistencia pasiva alentada por el gobierno alemán y la asunción de su coste por el Estado desencadenaron un proceso de hiperinflación que puso en serios aprietos la economía alemana.
Además de las indemnizaciones, ricos territorios en yacimientos minerales y muy industrializados pasaron a manos de los vencedores.
Alsacia y Lorena fueron transferidas a Francia que las había perdido en 1870 tras la guerra franco-prusiana, y una parte de Prusia fue adjudicada al recién creado estado de Polonia. Las colonias de ultramar se repartieron entre Francia, Reino Unido, Bélgica, Japón y Australia.
George, Orlando, Clemenceau y Wilson reunidos en París con motivo de la organización de la paz que impuso a Alemania onerosas condiciones. Ampliar imagen
Estadistas en la Conferencia de París
Estas cuestiones asociadas al fin de la guerra recayeron sobre las espaldas de los primeros gobernantes republicanos, acusados por la derecha y los militares de haber traicionado al país, asestándole una “puñalada en la espalda”.
Pintura de George Grosz, figura del vanguardismo alemán. En ella se representa la sociedad alemana de Weimar. Ampliar imagen
La sociedad
La tercera dificultad que lastró la acción de la República fue su incapacidad para granjearse el apoyo de los ciudadanos. Su marcada política industrialista le sustrajo las simpatías de los sectores agrícolas; por su parte, las clases medias, muy perjudicadas por el bache económico de la posguerra y la ulterior crisis de 1929, también le volvieron la espalda. Texto. La atracción de las clases medias por el nazismo.  Vólkischer Beobachter 31 de julio de 1932
Un sector de la clase obrera más radical, la representada por el Partido Comunista (KPD), simpatizante con el izquierdismo bolchevique, acusó a los gobiernos republicanos en general y a los socialdemócratas en particular, de defender exclusivamente los intereses de la burguesía y protagonizó una revolución comunista en Berlín (1 de enero de 1919), capitaneada por Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht.
Rosa Luxemburgo (1870-1919. Teórica marxista y revolucionaria de origen polaco. Fue una de las líderes de la "Revolución de Berlín" de 1919. Fracasada, fue detenidoa y asesinada. Ampliar imagen
Rosa Luxemburgo
Grupo de freikorps en 1920. Ampliar imagen
Freikorps en 1920
La revolución Espartaquista fue duramente reprimida por el gobierno del presidente Ebert, quien se valió de la ayuda de antiguos militares imperiales y de grupos de extrema derecha, los "freikorps". Los grandes grupos industriales y capitalistas expresaron la necesidad de un Estado fuerte capaz de garantizar sus intereses económicos y plantar cara a las fuerzas sindicales y al “peligro bolchevique”. Texto. El antimarxismo fascista. Charles S. Maier. La refundación de la Europa burguesa
La República se derechizó y cada vez fue más tolerante con los sectores golpistas nazis, permitiendo actuar con relativa impunidad a las milicias paramilitares de las SA y las SS. Texto. Rosa Luxemburgo reflexiona sobre el fracaso de la revolución de 1919
Tropas sofocando la revuelta espartaquista. 1919. Ampliar imagen
Tropas sofocando la revuelta
Cola de parados ante una oficina de empleo de Hannover. 1930. Ampliar imagen
Desempleados alemanes. 1930
Finalmente, el crac de 1929 y la consiguiente Gran Depresión destruyeron el escaso prestigio que gozaba la institución republicana. El desempleo se cebó en amplios sectores de la sociedad, alcanzando la cifra de los casi 8 millones de parados en 1931.
El 30 de enero de 1933 Hindenburg nombró canciller (jefe de gobierno) a Hitler, que poco tiempo después suprimió la democracia y con ello la República de Weimar.
Hindenburg y Adolf Hitler. Ampliar imagen
Hindenburg y Hitler

Up

 

Búsqueda

 

Claseshistoria.com

Inicio Inicio | Temario Unidades temáticas | Mapa del Web Mapa del Web

 
 
  Botón Síguenos también en: Facebook Twitter Youtube Suscripción RSS  
 
 

Curso de inglés en Escocia

Cursos de Claseshistoria

 
Barra
BarraCenefa
Barra
Pie

Web patrocinado por CASA NICOLASA, Alojamiento rural en Capileira (La Alpujarra)
Última actualización:

  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons   Page copy protected against web site content infringement by Copyscape