Logo
 
Barra
Barra
 
 
Úsalos

BotónBotónBotón UNIDADES TEMÁTICAS | CUESTIONARIOS | TEXTOS | MAPAS CONCEPTUALES | GLOSARIO | EJERCICIOS | EXÁMENES

 
 
 

LAS PRINCIPALES DEMOCRACIAS

Separador

Mapas conceptuales MAPAS CONCEPTUALES

Mapa conceptual Los fascismos

Apéndice APÉNDICE

Botón Antisemitismo
Botón Las SS

Glosario GLOSARIO

Anschluss
Antisemitismo
Autarquía
Camisas negras
Campo de concentración
Canciller
Espacio vital
Estado
Fasces
Freikorps
Gestapo
Noche de los cuchillos largos
Noche de los cristales rotos
Paramilitar
Reichstag
SS
Totalitarismo
Weimar
Xenofobia

Ejercicios interactivos EJERCICIOS INTERACTIVOS

Emparejamiento 1
Emparejamiento 2
Emparejamiento 3
Emparejamiento 4

Emparejamiento 5
Crucigrama
Test 1
Test 2
Sopa de letras
Comentario de textos históricos
Comentario de texto

Enlaces ENLACES

Textos
Ir a:
Texto comentado
Ir a:
Texto comentado. Test
Ir a:
El comentario de textos. Test

Descripción del logo DESCRIPCIÓN DEL LOGO
Cuestionario CUESTIONARIO
Textos TEXTOS
Exámenes EXÁMENES
Filmografía FILMOGRAFÍA
Audiovisuales AUDIOVISUALES
El ascenso de los fascismos Bilingual SpaceBilingual space

Nazismo. La toma del poder

En las elecciones de mayo de 1928 los nazis tan solo obtuvieron 12 escaños en el Parlamento, en tanto que la izquierda alcanzaba un claro triunfo. Meses más tarde se producía el crac de la Bolsa de Nueva York, de dramáticas consecuencias para Alemania. La crisis económica y social dio oxígeno a los nazis. Ambiente previo a la celebración del III Congreso del Partido Nazi. Nuremberg, 1927

En las elecciones de 1930 el Partido Nacionalsocialista contabilizó 107 diputados que representaban a casi 6,5 millones de votos (18% del electorado), lo que significaba su primer gran éxito en las urnas. Frente a ellos, 4,5 millones de votantes otorgaron su confianza a los comunistas que situaron 77 diputados en el Parlamento. La polarización de la vida política alemana era ya un hecho. Parada nazi celebrada en 1931

Cartel electoral nazi para las elecciones al Parlamento. Julio de 1932. Ampliar imagen
Cartel electoral
El camino del Hitler hacia el poder.  Idioma: inglés

La imposibilidad de formar un gobierno estable llevó a la celebración de otras elecciones, esta vez en julio de 1932. Los resultados fueron aún más alentadores para los nazis, pues el NSDASP consiguió 230 diputados, alcanzando la mayoría (no absoluta) del Parlamento. Ascenso y toma del poder. Idioma: inglés

La negativa del presidente Hindenburg a nombrar jefe de gobierno a Hitler, forzó a una nueva convocatoria electoral. Esta vez los nazis obtuvieron 196 diputados y el presidente de la República invistió canciller a Hitler y le encargó la formación de un gobierno.
El presidente Hindenburg comparte coche con Hitler. Ampliar imagen
Hindenburg y Hitler
Primer gobierno (de coalición) dirigido por Hitler. Ampliar imagen
Gobierno de coalición
El nuevo gabinete se configuró como una coalición de partidos de centro-derecha, con el apoyo de las fuerzas armadas (Von Papen, Hugenberg, Blomberg, etc). La razón de esa asociación radicó en que el Partido Nazi carecía de mayoría suficiente para gobernar en solitario.
En esta ocasión solo dos ministros, Frick (Interior) y Göring (Sin cartera) fueron nazis, el resto pertenecía a otras formaciones políticas.
Tras formar gobierno, Hitler convocó nuevos comicios. Días antes de su celebración, el edificio del Parlamento alemán, el Reichstag, fue objeto de un intencionado incendio que lo destruyó (febrero de 1933).
El edificio del Reichst ardiendo. Ampliar imagen
El edificio del Reichstag ardiendo
Incendio del Reichstag (27 de febrero de 1933). Idioma: inglés
Hitler aprovechó la ocasión para responsabilizar del acto a los comunistas y socialistas por lo que, mediante el Decreto para la protección del pueblo y el Estado, promulgó una serie de medidas de excepción que liquidaron la libertad de opinión, prensa y asociación, poniendo fuera de la ley a la mayor parte de la oposición.
En un ambiente de amenazas se celebraron los comicios en marzo de 1933. Éstos dieron la mayoría (44 %, 288 diputados) al NSDAP. Hitler, una vez excluidos los comunistas, forzó al Parlamento a que le concediese poderes especiales durante 4 años.
A partir de ese momento, procedió a desmontar el régimen democrático de Weimar. Fueron prohibidos los partidos políticos, quedando únicamente como legalmente reconocido el Partido Nazi. Se limitaron los derechos de reunión y expresión, la prensa fue censurada, se elaboraron listas de libros prohibidos, etc. Texto. Las leyes del nuevo Estado nazi. Decreto-ley del presidente del Reich para la protección de la nación y el Estado. De 28 de febrero de 1933
Miembros de las SA y estudiantes queman libros públicamente en Berlín. Mayo de 1933. Ampliar imagen
Quema de libros en Berlín. 1933
Einstein y otros emigrantes. Pintura de  B. Shahn, 1936. Ampliar imagen
Einstein en el exilio. Pintura
Se creó la Gestapo, policía política destinada a controlar y eliminar a los opositores. Parte de los intelectuales hubo de exiliarse del país y los funcionarios considerados no afectos al nazismo fueron depurados. Texto. El exilio de intelectuales y científicos. A. Einstein. Mis ideas y opiniones. Marzo de 1933
El siguiente paso en la senda por el control absoluto del poder se dio con la eliminación de las facciones revolucionarias existentes dentro del propio Partido Nazi. La más importante, sin duda, la constituían las SA, grupo paramilitar dirigido por Ernst Röhm, que esgrimía como principio la abolición del capitalismo mediante una revolución.
Hitler en uniforme de las SA. Ampliar imagen
Hitler SA

Ernst Röhm, líder de las SA, víctima durante la "noche de los curchillos largos". Ampliar imagen
Ernst Röhm
nst Röhm ("Noche de los cuchillos largos"). Sonido: diálogos en francés

El proceso de integración del Partido Nazi en las estructuras de poder tradicionales, encontró en esta organización un estorbo, por lo que Hitler decidió destruir su poder mediante la eliminación de sus líderes.
La acción se llevó a cabo durante la denominada “noche de los cuchillos largos” (30 de junio de 1934), en el transcurso de la cual fueron asesinadas más de 200 personas ligadas a las SA.
Los grandes empresarios y la derecha más reaccionaria se sintieron aliviados respecto a las intenciones de Hitler y acercaron sus posturas a su política que, a partir de entonces, quedaba desprovista de cualquier tipo de reivindicación subversiva o revolucionaria.

Ir a:El Estado nazi

Grado de elaboración de esta página

Up

 

Búsqueda

 

Claseshistoria.com

Inicio Inicio | Temario Unidades temáticas | Mapa del Web Mapa del Web

 
 
  Botón Síguenos también en: Facebook Twitter Youtube Suscripción RSS  
 
 

Curso de inglés en Escocia

Cursos de Claseshistoria

 
Barra
BarraCenefa
Barra
Pie

Web patrocinado por CASA NICOLASA, Alojamiento rural en Capileira (La Alpujarra)
Última actualización:

  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons   Page copy protected against web site content infringement by Copyscape