Logo
 
Barra
Barra
 
 
Úsalos

UNIDADES TEMÁTICAS | CUESTIONARIOS | TEXTOS | MAPAS CONCEPTUALES | GLOSARIO | EJERCICIOS | EXÁMENES

 
 
 

Curso de inglés en Escocia

Cursos de Claseshistoria

 

El ascenso de los fascismos Bilingual SpaceBilingual space


El antisemitismo nazi

El antisemitismo es la ideología que preconiza el odio u aversión a las creencias y cultura de los judíos.

El antisemitismo no es un fenómeno contemporáneo, de hecho, la aparición del cristianismo, nacido del judaísmo, supuso el inicio de la persecución de los judíos.

En el Medievo fueron frecuentes los casos de acoso a la religión y las costumbres judaicas en los estados cristianos y, en menor medida, en los musulmanes. Piénsese, por ejemplo, en la expulsión que los judíos no convertidos sufrieron en 1492 en España durante el reinado de los Reyes Católicos y en las persecuciones de que fueron objeto los conversos.
Representación de prestamistas judíos en una ilustración de las Cantigas de Alfonoso X . Ampliar imagen
Prestamistas judíos. Medioevo
Episodios similares acontecieron, en mayor o menor grado, en otros estados.
Cartel antisemita nazi de 1930. Un judío sonríe ante la presencia de un crucificado que representa a Alemania, disputada por los partidos políticos. En esta representación confluyen el antisemitismo y el antiliberalismo. Ampliar imagen
Cartel antisemita

El nazismo, despojado de motivaciones religiosas, confirió al antisemitismo un carácter racista y nacionalista, ejerciéndolo con una violencia e intensidad que hizo palidecer las prácticas antijudías de otros tiempos y de los estados de su entorno.

Los judíos alemanes fueron hostigados de forma gradual: en primer lugar entorpeciendo sus actividades económicas laborales y desacreditándolos socialmente. Texto. Antisemitismo:  Afirmaciones antisemitas publicadas en la prensa nazi. Periódico Das Schwarze Korps. 24 de noviembre de 1938
Más tarde, se legisló contra ellos. Mediante las denominadas "Leyes de Nuremberg" (septiembre de 1935) se retiró la nacionalidad alemana a los judíos, se prohibieron los matrimonios mixtos entre judíos y alemanes y se les denegó el ejercicio de cualquier profesión que tuviese relación con la función pública (docencia, ejército, funcionariado en general). Texto. Leyes de Nuremberg. 1935
Miembros de las SA escoltan a judíos
Desfile humillante de judíos
Dos miembros de la SA situados ante un establecimiento judío disuaden a los clientes de comprar en él. Un cartel advierte:  “Alemanes, cuidado. Los propietarios de esta tienda son parásitos y sepultureros del comercio alemán. Pagan a sus trabajadores salarios de hambre. El propietario es el judío Nathan Schmidt”. Ampliar imagen
Establecimiento judío
Los comercios e industrias cuyos propietarios eran judíos fueron boicoteados y paulatinamente sufrieron el proceso de "arianización", es decir, pasaron a propietarios no judíos mediante la compra por precios irrisorios. Los empleados judíos de dichos negocios fueron despedidos y sustituidos por otros de "raza aria".
Posteriormente, en 1941, fueron obligados a lucir en la ropa una estrella de David para permitir su identificación en público.
El episodio que marcó el punto de inflexión en la persecución de los judíos tuvo lugar durante la noche del 9 de noviembre de 1938, la denominada “noche de los cristales rotos”, durante la cual barrios, sinagogas y locales propiedad de judíos fueron destruidos y centenares de ellos asesinados.
Dos viandantes contemplan los daños causados en un comercio judío tras la "noche de los cristales rotos". Ampliar imagen
"Noche de los cristales rotos"
La actitud del pueblo alemán frente a esos desmanes fue de de pasividad y tolerancia, siendo muy pocos los que abiertamente se opusieron a ellos.
Corte de humillante  barba a un judío polaco, ante la mofa de los presentes: soldados alemanes y paisanos. Ampliar imagen
Humillación de un judío
La II Guerra Mundial agudizó la política antisemita nazi. Los judíos hubieron de abandonar sus hogares y fueron recluidos en guetos y campos de concentración. Y no solo los de nacionalidad alemana, sino también aquellos que pertenecían a los países conquistados por la Wehrmacht (Ejército alemán) o que caían bajo la órbita nazi.
El gueto más importante fue el de Varsovia, donde fueron recluidos cientos de miles de personas condenadas a vivir hacinadas y mal alimentadas. En abril de 1943 los judíos de dicho gueto se sublevaron ante la masiva política de deportaciones a campos de concentración que realizaban los nazis.
Destrucción del gueto de Varsovia. Abril de 1943. Ampliar imagen
Destrucción del gueto de Varsovia
La resistencia duró varias semanas, tras la cual, el gueto fue arrasado.
Torre y alambradas del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau. Ampliar imagen
Torre y alambradas de Auschwitz
Junto a los guetos, los judíos fueron recluidos en campos de concentración cercados por muros, alambradas y vigilados desde torretas. En la década de los treinta se construyeron algunos, como los de Buchenwald o Dachau, pero durante la Segunda Guerra Mundial se incrementó su número y capacidad.
Allí fueron internados los disidentes del régimen, soldados enemigos, homosexuales, gitanos y, por supuesto, judíos. Los prisioneros eran sometidos a trabajos forzados, hasta la extenuación, en la fabricación de componentes militares para el ejército alemán y otros menesteres; cuando se veían imposibilitados para hacer frente al ritmo de trabajo, eran eliminados.
Niño judío trabajando en  un campo. Ampliar imagen
Niño judío trabajando
Hornos crematorios de un campo de concentración nazi donde eran destruidos los cuerpos de los ejecutados. Ampliar imagen
Horno crematorio
Documental norteamericano sobre los campos de exterminio nazis. Idioma: inglés
Con la puesta en práctica de la “solución final”, es decir, la eliminación sistemática de todos los judíos bajo jurisdicción alemana, se crearon campos especiales, dotados de instalaciones capacitadas para hacer frente al exterminio masivo de personas.
Auschwitz-Birkenau y Lublin-Majdanek poseían cámaras de gases venenosos para las ejecuciones y hornos crematorios para eliminar los cuerpos.
Las condiciones de vida en esos campos eran infrahumanas y el trato que los prisioneros recibían a manos de sus guardianes, normalmente miembros de las SS (Schutz-Staffel), brutal. Muchos fueron sometidos a experimentos médicos, otros castigados cruelmente. Se calcula que unos 4 millones de prisioneros, en su mayor parte judíos, murieron en los campos nazis.
Oficial nazi contempla los cuerpos de unos prisioneros ejecutados en el campo de concentración de Buchenwald. Ampliar imagen
Prisioneros ejecutados
Prisioneros judíos polacos liberados de un campo de concentración. 7 de mayo de 1945. Ampliar imagen
Supervivientes
Documental soviético presentado por los soviéticos en el Juicio de Nuremberg como acusación de las atrocidades cometidas por los nazis en los campos de exterminio. Se centra fundamentalmente en e Auschwitz. Audio: ruso y alemán. Subtítulos en italiano
Al final de la contienda, el "holocausto", es decir, la gran matanza de judíos, había llegado a superar los 6 millones. Los que sobrevivieron lo hicieron en tremenedas condiciones y la experiencia les marcó durante el resto de sus vidas. Muchos de ellos no volvieron jamás a sus hogares y optaron por emigrar, fundamentalmente, a Palestina, donde en 1948 se creó un estado judío, el actual Estado de Israel.

Más información en:
Wikipedia: antisemitismo
Wikipedia

Grado de elaboración de esta página

Up

 

Búsqueda


Claseshistoria.com

Inicio Inicio | Temario Unidades temáticas | Mapa del Web Mapa del Web
 

 
 
Botón Síguenos también en: Facebook, Twitter y YouTube
...
Facebook Twitter Youtube
 
 

 
 

Barra
Barra
Pie

Web patrocinado por CASA NICOLASA, Alojamiento rural en Capileira (La Alpujarra)
Última actualización:

  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons   Page copy protected against web site content infringement by Copyscape