Logo
 
Barra
Barra
 
 
Úsalos

BotónBotónBotón UNIDADES TEMÁTICAS | CUESTIONARIOS | TEXTOS | MAPAS CONCEPTUALES | GLOSARIO | EJERCICIOS | EXÁMENES

 
 
 

LA CRISIS del 29 y la DEPRESIÓN Audio

CONSECUENCIAS Audio

LAS SOLUCIONES A LA CRISIS Audio

Separador

Audio AUDIOLIBRO COMPLETO

Mapas conceptuales MAPAS CONCEPTUALES

Mapa conceptual El período de Entreguerras

Glosario GLOSARIO

Acción
Autarquía
Bolsa
Broker
Devaluación
Fascismo
Inflación
Ley Seca
Librecambismo

Locarno
Obligación
Patrón oro
Patrón dólar
Plan Dawes
Proteccionismo

Sobreproducción
Stock

Ejercicios interactivos EJERCICIOS INTERACTIVOS

Emparejamiento 1
Emparejamiento 2
Crucigrama
Test 1

Test 2

La economía de Entreguerras Bilingual SpaceBilingual space

Consecuencias políticas. Alemania

La República de Weimar (noviembre de 1918) proclamada tras la derrota de Alemania y la abdicación del emperador Guillermo II, atravesó por difíciles momentos durante la década de los 20. Políticamente sus gobiernos se vieron sometidos a fuertes presiones, tanto desde la izquierda comunista como desde la derecha nazi. Adolf Hitler, líder del Partido Obrero Nacional Socialista Alemán (Nazi) consiguió en las elecciones de 1928 un escaso resultado de 800.000 votos. Dos años más tarde, en las elecciones de 1930 alcanzó 6.409.000 de votos (frente a los 4.592.000 de los comunistas). En las elecciones de 1932 superó esas cifras. En 1933 Hitler fue nombrado primer ministro bajo la presidencia del general Hindemburg, consiguiendo con ello el poder de Alemania e instaurando desde la legalidad que le confirieron las urnas una dictadura totalitaria. Texto

Gráfico

En las razones del ascenso y conquista del poder por los nazis hay que hacer hincapié en dos cuestiones fundamentales:
La primera, la situación creada tras la firma del Tratado de Versalles, considerado por la mayoría de los alemanes como una humillación que les hacía víctimas de la rapiña de los vencedores, especialmente, de Francia.

Ver vídeo
Hitler y otros jerarcas nazis en 1937
Hitler y jerarcas nazis

La segunda, la crisis económica y social abierta en los comienzos de la década que animó a un gran sector de pueblo alemán a "echarse en brazos" de quienes le proponían fórmulas seguras para salir de ella.
La crisis y el desempleo, que afectaba a más de 5 millones de personas en 1932, sirvieron de caldo de cultivo para los postulados del nacional-socialismo. De hecho una gran parte de los adeptos a esta ideología se nutrió de las filas de desempleados, especialmente jóvenes, excombatientes, agricultores y pequeños y medianos empresarios arruinados. Texto

Gráfico

Ir a:Consecuencias políticas para otros estados

Grado de elaboración de esta página. Ampliar imagen

Up

Búsqueda

 

Claseshistoria.com

Inicio Inicio | Temario Unidades temáticas | Mapa del Web Mapa del Web

 
 
  Botón Síguenos también en: Facebook Twitter Youtube Suscripción RSS  
 
 

Curso de inglés en Escocia

Cursos de Claseshistoria

 
Barra
BarraCenefa
Barra

Web patrocinado por CASA NICOLASA, Alojamiento rural en Capileira (La Alpujarra)
Última actualización:

  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons   Page copy protected against web site content infringement by Copyscape