Logo
 
Barra
Barra
 
 
Úsalos

BotónBotónBotón UNIDADES TEMÁTICAS | CUESTIONARIOS | TEXTOS | MAPAS CONCEPTUALES | GLOSARIO | EJERCICIOS | EXÁMENES

 
 
 

LA CRISIS del 29 y la DEPRESIÓN Audio

CONSECUENCIAS Audio

LAS SOLUCIONES A LA CRISIS Audio

Separador

Audio AUDIOLIBRO COMPLETO

Mapas conceptuales MAPAS CONCEPTUALES

Mapa conceptual El período de Entreguerras

Glosario GLOSARIO

Acción
Autarquía
Bolsa
Broker
Devaluación
Fascismo
Inflación
Ley Seca
Librecambismo

Locarno
Obligación
Patrón oro
Patrón dólar
Plan Dawes
Proteccionismo

Sobreproducción
Stock

Ejercicios interactivos EJERCICIOS INTERACTIVOS

Emparejamiento 1
Emparejamiento 2
Crucigrama
Test 1

Test 2

La economía de Entreguerras Bilingual SpaceBilingual space

Italia

La llegada de Benito Mussolini al poder (1922) no supuso el abandono automático del liberalismo, pero a partir de 1925 el duce optó por el proteccionismo y la concentración industrial en grandes corporaciones dependientes del Estado. Pretendía con ello un absoluto control del gobierno sobre la industria, la agricultura, las finanzas y las inversiones.

Benito Mussolini. Ampliar imagen
Benito Mussolini
Cartel publicitando automóvil. 1932. Ampliar imagen
Cartel publicitario
Fiat Topolino. 1936. Automóvil diseñado para el bajo consumo. Ampliar imagen
Fiat Topolino

La búsqueda de la autarquía, que perseguía la autosuficiencia económica (batalla del trigo, 1925), fue una constante en su política económica. En los años treinta la política autárquica se reforzó con el fin de salvaguardar a Italia de la depresión internacional. Se acometieron grandes obras públicas (autopistas, electrificación ferroviaria, etc.). De todos modos, la cifra de desempleados se mantuvo elevada (1,3 millones de parados), descendiendo tan solo cuando la movilización de tropas destinadas a la invasión de Etiopía y la intensificación del rearme militar absorbieron el paro.

Avión Fiat. Años 30. Ampliar imagen
Avión Fiat. Años 30
Tanques Fiat. 1928. Ampliar imagen
Tanques Fiat. 1928

Esta política cosechó importantes logros en el campo industrial, pero a costa de altos costes salariales y organizativos que recayeron sobre los trabajadores. Éstos no pudieron agruparse para la defensa de sus intereses en sindicatos de clase, que fueron suprimidos y sustituidos por corporaciones de militancia obligatoria. Dichas agrupaciones encuadraban a los obreros según su actividad (metalurgia, transportes, etc.) y pretendían negar la lucha de clases, buscando armonizar los intereses de patronos y trabajadores en el seno de un sistema gremial controlado por el Estado.

Mussolini como trabajador del campo. Cartel. Ampliar imagen
Mussolini "trabajador"
Campo de trigo. Años Treinta. Ampliar imagen
Campo de trigo
Caonfederación fascista de Agricultures. Ampliar imagen
Agricultura

Socialmente el régimen puso en marcha tibias medidas de protección: salario mínimo, congelación de alquileres, asistencia familiar, etc.

Ir a:Las soluciones a la crisis en otros países

Grado de elaboración de esta página. Ampliar imagen

Up

Búsqueda

 

Claseshistoria.com

Inicio Inicio | Temario Unidades temáticas | Mapa del Web Mapa del Web

 
 
  Botón Síguenos también en: Facebook Twitter Youtube Suscripción RSS  
 
 

Curso de inglés en Escocia

Cursos de Claseshistoria

 
Barra
BarraCenefa
Barra

Web patrocinado por CASA NICOLASA, Alojamiento rural en Capileira (La Alpujarra)
Última actualización:

  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons   Page copy protected against web site content infringement by Copyscape