Logo
 
Barra
Barra
 
 
Úsalos

BotónBotónBotón UNIDADES TEMÁTICAS | CUESTIONARIOS | TEXTOS | MAPAS CONCEPTUALES | GLOSARIO | EJERCICIOS | EXÁMENES

 
 
 

IDEOLOGÍAS DEL MOV. OBRERO

EL MOVIMIENTO OBRERO

ORGANIZACIONES OBRERAS

UNA SOCIEDAD URBANA

Separador

Mapas conceptuales MAPAS CONCEPTUALES

Mapa conceptual El movimiento obrero
Mapa conceptual El socialismo
Mapa conceptual El marxismo

Glosario GLOSARIO

Alienación
Cooperativismo
Determinismo
Dialéctica
Estado

Huelga
Medios de producción
Mutualismo
Pauperización
Primero de mayo
Proletario
PSOE

Revisionismo
Utópico

Ejercicios interactivos EJERCICIOS INTERACTIVOS

Emparejar 1
Emparejar 2
Relleno de huecos 1
Relleno de huecos 2
Relleno de huecos 3
Crucigrama
Test

Cuestionario CUESTIONARIO
Textos TEXTOS
Exámenes EXÁMENES
Filmografía FILMOGRAFÍA
Audiovisuales AUDIOVISUALES
Libros LIBROS (Lectura On Line)
Cambios sociales en el siglo XIX. El movimiento obrero Bilingual SpaceBilingual space

La doctrina social de la Iglesia

Tanto el liberalismo como el socialismo abogaban por la secularización de la sociedad, eliminando con ello el protagonismo que la Iglesia había mantenido hasta entonces. La Iglesia condenó estas ideologías, prueba de ello fue la política reaccionaria desarrollada durante el pontificado de Pío IX, radicalmente opuesto a los cambios que estaban aconteciendo.
El papa León XIII ( 1878-1903). Ampliar imagen
León XIII
Ante el imparable proceso de industrialización, el constante crecimiento de las masas obreras y de la conflictividad social, hubo católicos que criticaron la explotación a la que estaba siendo sometido el proletariado. Surgió de ese modo la denominada “doctrina social de la Iglesia”, condensada en una serie de documentos, entre los que cabe destacar la encíclica "Rerum novarum" (“De las cosas nuevas”), promulgada en 1891 por el Papa León XIII.
En ella se preconizaba un orden social basado en la justicia y la caridad, exhortando al Estado a socorrer a las clases más desfavorecidas y alentando el asociacionismo de los trabajadores y fórmulas de asistencia social.

La doctrina social de la Iglesia, sin embargo, no constituyó un corpus teórico en sí misma, sino que se expresó mediante una serie de consejos encaminados a ilustrar a los fieles sobre cómo afrontar los retos sociales y económicos del mundo moderno, desde los presupuestos de la fe cristiana.

Negó la existencia de la lucha de clases, tal y como preconizaba el marxismo, y propuso en su lugar la armonía, la convivencia y el diálogo entre patronos y obreros, exhortando a los primeros a mitigar la miseria de los segundos. De igual modo protegió la propiedad privada combatida por marxistas y anarquistas, considerándola como un instrumento al servicio del bien común.

Ir a:El movimiento obrero

Grado de elaboración de esta página. Ampliar imagen

Up

 

Búsqueda

 

Claseshistoria.com

Inicio Inicio | Temario Unidades temáticas | Mapa del Web Mapa del Web

 
 
  Botón Síguenos también en: Facebook Twitter Youtube Suscripción RSS  
 
 

Curso de inglés en Escocia

Cursos de Claseshistoria

 
Barra
BarraCenefa
Barra
Pie

Web patrocinado por CASA NICOLASA, Alojamiento rural en Capileira (La Alpujarra)
Última actualización:

  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons   Page copy protected against web site content infringement by Copyscape